13 octubre, 2016

Cómo superar una ruptura de pareja

dibuix_rupturaTodas las rupturas son un tipo de cambio, a veces deseado, a veces no. Cuando se da una ruptura de pareja de manera no deseada, se puede llegar a vivir como una de las más profundas experiencias de dolor emocional: se nos rompen expectativas, creencias, complicidades, deseos, familias, amistades, y especialmente se nos rompen la confianza y la ilusión.

En estos casos el primer impacto es el más fuerte, el más desestabilizador, y después poco a poco nos vamos recomponiendo. Pero a veces, debido a causas internas o externas, pasa el tiempo y no conseguimos curar la herida. Es para esos casos que ofrezco apoyo para  afrontar la situación, dejar de llorar, gestionar la rabia, eliminar pensamientos obsesivos e incluso dormir mejor. Consecuentemente la persona recupera la concentración, el equilibrio, la tranquilidad, la vida social y la ilusión.

¿Cómo? Este proceso lo conseguimos mediante sesiones individuales y personalizadas de Gestión Emocional e Intervención Estratégica, analizando la relación que se había establecido con la pareja y cómo se ha dado la ruptura, descubriendo qué nos estanca y poniendo en marcha los mecanismos necesarios para salir adelante y recuperar la estabilidad.

Superar una ruptura de pareja -o una ruptura amorosa aunque no se haya formalizado como tal- puede ser más o menos complicado en función de la situación, pero también en función de dónde pone el foco de atención la persona.